5 Tips para la Operación Biquini

Compartir

Antes de que se nos haga demasiado tarde, vamos a ponernos manos a la obra y comencemos nuestra operación bikini 2018, con pautas esencialmente saludables.

Existen muchos tipos de dieta y muchas tablas de ejercicios que poder seguir para conseguir nuestro objetivo, pero lo más importante que debes tener en cuenta es que ni los excesos, ni los defectos son buenos consejeros. Por eso, procura siempre que, aunque tu objetivo sea eliminar algunos kilos de más, lo importante es que lo hagas de una manera equilibrada. Aquí te dejamos 5 tips a los que debes prestar atención:

  1. Ingesta de frutas y verduras

Son básicas en todas las dietas y son muy beneficiosas porque, además de poseer pocas calorías y grasas, tienen un alto contenido en fibra. Son saciantes, antioxidantes y una gran fuente de vitaminas. Recuerda incorporar cinco raciones al día.

2. Beber al menos dos litros de agua

Estar correctamente hidratados es fundamental para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Además, favorece al metabolismo y nos ayuda a reducir la retención de líquidos. Como añadido, al ocupar espacio en nuestro estómago, sirve de ayuda para una menor ingesta de alimentos (calorías) durante las comidas.

3. Hacer ejercicio

Hacer dieta está bien, pero si la complementamos con ejercicio físico, lograremos llegar antes a nuestro objetivo y de la mejor manera posible. El ejercicio físico es básico para estar en buena forma y, además, quemar las calorías ingeridas. Lo recomendable para una persona en buen estado de salud es realizar ejercicio aeróbico y anaeróbico de manera combinada, con una frecuencia alta y entre 30 y 60 minutos al día. Recuerda siempre consultar con un profesional antes de comenzar una rutina de ejercicio moderado/intenso.

 4. Comer cinco veces al día

No deben pasar más de 3 horas entre una comida y otra. Se trata de ingerir cantidades moderadas a lo largo del día, disminuyendo así la sensación de apetito evitando los atracones de última hora y, lo que es más importante, aportando energía a nuestro organismo de manera estable y continua.

 5. Cambiar los hábitos

Una vez perdidos los kilos que nos sobraban, la parte más difícil llega cuando quieres mantenerte en esa línea. En la mayor parte de los casos, esto se consigue cambiando los hábitos alimenticios, siguiendo nuevas rutinas de comida, pensamiento y actividad. Debemos comer variado, poca cantidad y de manera frecuente. Mantener el consumo de agua diario recomendado y realizar ejercicio físico.

Dejar respuesta