Cereales Integrales, entrevista a la nutricionista

Compartir

Con el objetivo de transmitir la importancia de aumentar el consumo de cereales de grano entero en sustitución de cereales refinados, la jornada de hoy viernes, enmarcada dentro de las Jornadas sobre Alimentación Saludable que están teniendo lugar en Cofarte, está dedicada a los cereales integrales.

Y para aprender un poco más sobre ellos, hemos vuelto a recurrir a nuestra nutricionista Ana Yurena Hernández.

¿Qué son lo cereales y qué diferencias hay entre cereales refinados e integrales?

Los cereales son las semillas comestibles de la familia de las gramíneas. Incluyen el maíz, el trigo, el arroz, la cebada, la avena, el centeno, el sorgo, el mijo o el tritical (cruce entre el trigo y el centeno). También se incluye en este grupo la quinoa o el amaranto, aunque no provienen de las gramíneas.

Los cereales integrales contienen todas las partes del grano. Con el proceso de refinado se pierden estructuras que contienen además de fibra, muchos y variados nutrientes, como vitaminas del grupo B o vitamina E, minerales como selenio, cobre, zinc, hierro,  magnesio, fósforo y grasas poliinsaturadas. Por lo que el cereal integral es más rico en esto. Al mismo tiempo, el grano entero también contiene ácidos grasos esenciales y diversos compuestos fitoquímicos que se pierden en gran medida con el refinado.

Toda esta combinación de fibra, nutrientes y compuestos fitoquímicos son responsables de los numerosos beneficios que nos aportan los cereales integrales, y de los que carecen en parte las variedades que se refinan.

¿Pero qué beneficios nos aportan realmente los cereales para que sea tan importante su consumo?

En la actualidad hay evidencias suficientes para afirmar que el consumo habitual de cereales integrales ayuda a reducir factores de riesgo asociados con patologías y enfermedades crónicas, como enfermedad cardiovascular, diabetes tipo 2, enfermedades gastrointestinales y ciertos tipos de cáncer.

¿Cómo es el consumo de cereales integrales en nuestro país?

Desgraciadamente es muy bajo. En general hay un desconocimiento amplio  sobre estos alimentos, y seguramente esto explica su bajo consumo. Como ejemplo, el consumo actual de pan integral por persona y día con respecto al  de pan blanco es unas quince veces inferior.

¿Cuál es la frecuencia de consumo recomendada?

En una dieta equilibrada los cereales deben estar presentes a lo largo del día, prácticamente en todas las comidas. Lo recomendable es sustituir los alimentos refinados por integrales, para beneficiarnos del potencial nutricional que tiene este grupo de alimentos.