Consejos para la introducción alimentaria complementaria

Compartir

Muchas veces, y sobre todo en madres primerizas, la introducción de la alimentación complementaria en los bebés es un rompecabezas. Pensando en ello, vamos a poner unas pautas básicas en la introducción de los nuevos alimentos. Ante todo, recalcar, que la introducción no es obligatoria en ese tiempo, sino que es a partir de ese momento es cuando se pueden introducir, no antes.

6 – 7 meses

  • Verduras: papa, zanahoria, calabaza, cebolla, bubango, habichuelas, puerro, apio.
  • Carnes: pollo, ternera, pavo, conejo, cordero
  • Fruta: manzana, plátano, pera, mandarina, naranja, ciruela.
  • Cereales sin gluten: con leche de inicio o materna. 2 semanas después con leche de continuación o materna.
  • Yogures elaborados con leche de continuación, si ya se ha introducido la leche de inicio y continuación, sin problemas. Si toma solo pecho, mantenlo como único lácteo.
  • Cereales con gluten: con leche de continuación o materna.
  • Pescado blanco: merluza, lenguado, rape.

 

11 meses

  • Yema de huevo: más rica en vitaminas y lecitina (necesaria para el desarrollo cerebral), y tiene menos capacidad de generar alergias). Nunca huevo crudo (huevo frito, pasado por agua, merengue) antes de los 24 meses, por riesgo de salmonelosis.
  • Clara de huevo: alimento muy rico en proteínas y, por lo tanto, fuente de alergias.

 

12 meses

  • Miel: recordamos la no obligatoriedad de introducir el alimento, sino que no se aconseja antes del año.
  • Queso fresco o tierno.
  • Legumbres: lentejas, garbanzas, judías (sin especias ni sal).
  • Verduras de hoja verde: acelgas, espinacas (estas nunca antes del año, porque son ricas en nitratos y puede producir intoxicaciones).
  • Leche de vaca: si ya has introducido el yogur natural sin azúcar, si no, sería mejor introducir el yogur, y posteriormente, la leche. Igualmente, se puede mantener el pecho como único lácteo.

 

18 meses

  • Pescado azul pequeño: boquerón, sardina, atún (al natural).

 

24 meses

  • Pescado azul grande: atún fresco, bonito, sardinas, boquerones.
  • Marisco: desaconsejado antes, rotundamente, porque puede causar alergia intensas.
  • Chocolate y vainilla: cuanto más tarde, mejor, pero sería óptimo que no antes de los 24 meses. Son muy ricos en histaminas, que favorecen la aparición de las alergias.
  • Frutas: melocotón, frutos rojos, kiwi.

 

Nunca antes de los 4 años

  • Frutos secos: por su alto riesgo en atragantamiento. Los fragmentos de los frutos secos se hinchan en un medio húmedo.

Se aconseja que cada vez que empecemos con un alimento nuevo, además de hacerlo progresivamente, se espacie la introducción de otro nuevo, como mínimo, un margen de dos semanas. Preferiblemente, lo haremos en el almuerzo, por si hubiera algún tipo de reacción.

 

Fuentes: www.mipediatraonline.comwww.bebesymas.com