¡Protege tu pelo del cloro!

Compartir

Estamos en pleno verano y nuestro cuerpo nos está pidiendo un baño para combatir el calor ¿qué hacemos? ¿A dónde nos dirigimos? Muchos se acercan a la costa y, mientras respiran el salitre que produce un mar azul verdoso, se dejan llevar por el vaivén de las olas hacia la orilla. Entretanto, otros realizan un poco de natación deportiva en paralelo al horizonte. Sin embargo, para aquellos prefieran algo diferente, existe otra opción para luchar contra las temperaturas elevadas: LA PISCINA

Recordar un día en la piscina recostados en un inflable, tomando sol y dejando caer los pies en el agua cristalina, nos sumerge en un cúmulo de sensaciones relajantes y placenteras. El único que puede romper nuestra paz es el enemigo número 1 de nuestro pelo en una piscina: El Cloro.

El auténtico drama no vendrá el primer día de piscina sino cuando constatemos que nuestro cabello ha estado en contacto diario con el cloro y todos los productos químicos que se añaden al agua, dejando nuestro pelo seco, áspero, roto y con un color apagado.

Es por ello, por lo que en Esencia de Salud te ayudamos a proteger tu cabello del cloro, tomando todas las precauciones posibles para poder disfrutar realmente de un día de piscina.

#Dermoconsejos antes del baño:

  • Mojar la melena con agua dulce: Antes de meterse a la piscina puede ser muy beneficioso, pues el cabello húmedo absorbe mucho menos los productos químicos presentes en el cloro que el cabello seco.
  • Aplicar aceites naturales: Como aceite de coco o aceite de jojoba, o acondicionador de cabello, sin enjuagarlos luego. También existen productos especiales, de venta en farmacias, que nos ayuden a evitar el contacto directo de nuestro pelo con agentes externos: cloro, rayos del sol, etc.
  • No usar champú antes de meterse: como nombramos anteriormente, es beneficioso mojárselo pero recuerda no lavarlo con champú ya que este limpia los aceites naturales del cuero cabelludo que nos sirven de protección contra el cloro.
  • Hacernos una trenza o recogido: si tenemos la melena larga recomendamos realizarnos un trenzado del cabello para una mayor comodidad, evitar que los mechones vayan a nuestra cara mientras nadamos y prevenir los odiosos nudos que se forman en el pelo mojado. Si tenemos el pelo corto, lo recogeremos con broches o varias horquillas.
  • Usar gorro de piscina: si queremos proteger el cabello del cloro no hay nada más efectivo que usar gorro de baño, el mismo que usan los que practican natación. Sí, sabemos que los gorros de baño no son elegantes, ni tienen mucho glamour para una tarde de piscina, ¡pero es la mejor opción! No sólo resguardan el cabello de los daños, sino que también lo mantienen completamente seco. Están en varios tejidos: tela, silicona, látex y poliuretano. Los de silicona son los mejores para nadar, aunque los de poliuretano son los más bonitos.

 

#Dermoconsejos después del baño:

  • Lavarse bien la melena: El consejo número uno es aclararse bien el pelo bajo la ducha. Un champú para pelo seco y una mascarilla está muy bien, pero no servirá de nada si no nos aclaramos el cabello al menos durante cinco minutos para eliminar los restos de cloro. Dependiendo, además, de nuestra largura de pelo tendremos que estar más o menos tiempo. Se aconseja ir a nuestra farmacia habitual para encontrar el mejor champú capilar que evite dañar la queratina del cabello y que, además, rechace el cloro. Recordemos que es la salud de nuestro cabello la que está en juego, así que invirtamos en buenos productos.
  • Cuidado con los secadores: Si hace bueno, como ahora en verano, nuestro consejo para no arruinar el pelo es aprovechar para secar al aire libre nuestro cabello. Los secadores o planchas más la piscina son una bomba de relojería, así que aprovechemos el buen tiempo mientras dure.
  • Uso de mascarilla:Para evitar la deshidratación y puntas abiertas se aconseja utilizar una mascarilla para nutrir el cabello dos veces a la semana. Muchos nadadores suelen aplicarse una mascarilla hecha en casa con huevo y la dejan actuar de 15 a 20 minutos antes de aclarar. Las personas con cabello teñido tienen que prestar especial atención a la salud de su pelo aplicando el champú específico que requiere su cabello. En ese caso por la acumulación de cobre en las fibras capilares, el pelo, si es muy claro, podría ir cambiando de color adquiriendo un tono verdoso nada estético.
  • Corte de pelo: A último remedio, nunca es tarde para comenzar a protegerlo. Al final del verano, si no hemos conseguido protegerlo del todo, lo mejor es renovar el corte de pelo o, por lo menos, quitemos esas feas puntas y devolvamos a nuestro cabello su resistencia y brillo natural. Nadie nos podrá amargar un día de piscina y menos el cloro. Siguiendo estos pequeños consejos podremos lucir una bonita melena este verano y el resto del año.

 

Fuentes: www.megustatupelo.es / www.imujer.com