Dieta vegetariana, vegana y ovolactovegetariana

Compartir

Actualmente existe una infinidad de dietas. Hoy conoceremos tres de las más conocidas o más populares a día de hoy.

 

DIETA VEGETARIANA

Con esta elección nutricional, eliminamos de nuestra dieta las carnes, pescados, mariscos, huevos y lácteos, así como sus derivados. Por lo que habría que planificarla muy bien, ya que, al eliminar estos grupos de alimentos, podemos tener carencias de calcio, hierro, vitamina D y vitamina B12.

Sin embargo, existen otras formas de aportarlas a nuestro organismo:

  • El calcio lo podemos encontrar en el tofu, la pasta de sésamo (tahini), pasta de almendras o soja enriquecida con calcio.
  • El Hierro en cereales o pseudocereales, como la quinoa y las legumbres.
  • La vitamina D se consigue manteniendo una buena y saludable exposición solar de uno 10 o 15 minutos, dentro de las horas menos peligrosas.

DIETA VEGANA

Es la dieta más restrictiva, puesto que implica abstinencia al consumo de productos y servicios derivados de los animales. Los veganos basan su alimentación en estos grupos de alimentos:

  • Legumbres
  • Vegetales
  • Frutas
  • Azúcar, pero no miel.
  • Frutos secos
  • Leches vegetales
  • Aceite de oliva
  • Cereales

Con esta restricción alimenticia, es recomendable la ingesta de suplementos de vitamina B12 y vitamina D (cuando no podamos lograr una buena exposición solar). Y como en la dieta vegetaría, organizar muy bien el menú, para no tener carencias de calcio y hierro, aumentando el consumo de legumbres, cereales y frutos secos, con alto contenido en hierro, y de bebidas o cereales ricos en calcio.

DIETA OVOLACTOVEGETARIANA

La menos “estricta” de las tres. Admite el consumo de huevos y lácteos. Por lo que conseguimos un aporte de proteínas animales a partir de esos alimentos, además de cereales, legumbres, frutas y verduras, semillas y frutos secos. Excluye las carnes, pescados, mariscos y sus derivados.

 

Si en algún momento tomásemos la decisión de empezar a seguir algunas de estas dietas, es aconsejable hacerlo con el respaldo de un profesional, para no sufrir carencias nutritivas.

 

Leticia González. Nutricionista en Esencia de Salud.

Dejar respuesta