El Acné en Verano

Compartir

El acné vulgar, o lo que se conoce como espinillas, es una afección común y tratable que generalmente aparece en el rostro, pecho y espalda como consecuencia de la inflamación de las glándulas sebáceas de mayor tamaño. La causa principal es hormonal, pero existen otros factores que son coadyuvantes como es el caso de la sudoración o el uso de cremas que no se ajustan a nuestras necesidades cutáneas.

Con la época estival, llegan las altas temperaturas y la necesidad de aumentar el uso de la protección solar. Como consecuencia, sufrimos un aumento de la sudoración, lo que provoca que las células sebáceas se activen y se produzca una inflamación en los conductos del sudor llegando a generar las indeseadas espinillas.

Para ayudar a reducir la producción de acné, es recomendable aplicar cremas solares que sean oil-free, con ácido láctico o urea y así evitar el taponamiento del poro y, en consecuencia, la aparición de granos.

También debemos tener en cuenta que una dieta sana y equilibrada, baja en grasas, ayuda a evitar la aparición de acné, siendo aconsejable evitar el consumo de comidas calientes o picantes que hacen que sudemos más.

En las farmacias, existe gran variedad de cosméticos que se adaptan a cada tipo de piel, por lo que tenemos una extensa cantidad de productos donde elegir. Ahora solo queda seguir las recomendaciones de nuestro médico y farmacéutico para minimizar los efectos del acné este verano.

Dejar respuesta