El Agua ES

Compartir

El agua es el componente principal de nuestro cuerpo y nos aporta beneficios tanto interna como externamente.

Un cuerpo bien hidratado ayuda a cuidar la piel. El agua actúa desde el interior aportando luminosidad, turgencia y elasticidad a nuestra piel. Es un factor clave para poder presumir de una epidermis sana. El agua ayuda a limpiarla, oxigenarla e hidratarla, así como a eliminar toxinas.  Es recomendable aplicar agua tibia en los procesos de higiene de la piel.

El agua supone el 35% de la estructura de nuestra piel. Además de utilizarse para el cuidado diario, también se aplica de forma terapéutica en enfermedades como la psoriasis, la ictiosis o la dermatitis atópica. Muchos de estos casos se tratan con hidroterapia a partir de distintas aguas termales o medicinales.

Por otro lado, desde el punto de vista nutricional, debemos tener en cuenta que el agua es un componente fundamental en la dieta. Comenzar el día con un vaso de agua, antes de desayunar, puede ayudar a mejorar el metabolismo.

Tomar agua diariamente en las cantidades recomendadas (entre 2 y 3 litros de agua al día, de los cuales, el 20-30% proviene de alimentos sólidos y el 78-80% de la ingesta directa de agua) proporciona muchísimos beneficios. Favorece la metabolización de las grasas y reduce la retención de líquidos, por lo que facilita los procesos de pérdida de peso. El funcionamiento de nuestro organismo mejora, disminuyendo el estreñimiento. Se recomienda reducir el consumo de otras bebidas como las gaseosas o los jugos artificiales y aumentar el de agua, que es mucho más saludable.

Muchas de las funciones que ocurren dentro de nuestro cuerpo dependen ampliamente del agua, por lo que es importante consumir cantidades suficientes de este nutriente con la dieta.

Recuerda que para cualquier duda puedes consultar con nuestra asesora de dermocosmética o con nuestras nutricionistas. Pregunta en tu farmacia.

Dejar respuesta