Entrevista a la nutricionista: el chocolate

Compartir

Con motivo de la jornada dedicada hoy al chocolate dentro de las Jornadas sobre alimentación saludable que estamos realizando en COFARTE, nos hemos vuelto hoy a entrevistar con nuestra nutricionista quien nos ha hablado de los beneficios del cacao dentro de una dieta equilibrada y la importancia de saber identificar la calidad del chocolate a la hora de adquirirlo.

¿Qué beneficios nos aporta el cacao?

El grano de cacao posee más de un 10% de proteínas, entre las que se encuentran aminoácidos como el triptófano, que favorece la producción de serotonina, un neurotransmisor que llega al sistema nervioso proporcionando tranquilidad. Por otro lado, el cacao como materia prima contiene vitaminas como la tiamina o el ácido fólico, y minerales como el potasio, el fósforo, el magnesio o el calcio. Asimismo, contiene elementos fitoquímicos, entre los que destacan la teobromina, que estimula el sistema nervioso central, favorece la broncodilatación, y ejerce efectos beneficiosos a nivel cardiovascular; y los polifenoles (antioxidantes), particularmente flavonoides como catequinas, epicatequinas o procianidinas. Estas son sustancias antioxidantes relacionadas con la prevención del proceso aterosclerótico y de la aparición de algunos tipos de cáncer.

El chocolate se obtiene a partir del cacao, y es la forma en la que principalmente se consume éste. Pero, ¿qué contiene exactamente el chocolate?

El chocolate contiene una mezcla en cantidades variables de cacao en polvo o pasta de cacao, manteca de cacao y azúcar. Como mínimo debe contener un 35% de componentes del cacao. A la hora de comprar chocolate siempre ha de revisarse el etiquetado nutricional del producto,  ya que la proporción de cacao y de los demás ingredientes es muy variable. La calidad del chocolate está determinada por el origen, el porcentaje de componentes del cacao que contiene y por su proceso de elaboración.

¿Cuáles son los de mayor calidad?

Los de mayor calidad son los que contienen un alto porcentaje de componentes de cacao (cacao y manteca de cacao). El chocolate negro amargo es, desde un punto de vista nutricional, mejor que el elaborado con leche, ya que ésta reduce su poder antioxidante, pues pueden formarse complejos no absorbibles entre los antioxidantes y las proteínas lácteas. Asimismo, el primero contiene aproximadamente 1,5% de teobromina, esto es diez veces más que el chocolate con leche común.

¿Qué nos dices del chocolate blanco?

El chocolate blanco carece de cacao, se elabora a base de manteca de cacao, azúcar y leche. Por tanto, no nos aporta los beneficios descritos anteriormente, y no debe ser considerado chocolate sensu stricto.

¿Y cómo debe consumirse el chocolate en el contexto de una dieta equilibrada?

El consumo frecuente por parte de personas sanas de cualquier edad es recomendable dentro de una dieta equilibrada y en cantidad moderada, entre unos 15 o 20 gramos por ración. Pero su aporte energético, de grasas, de azúcares  (sobre todo en variedades comerciales que contienen más azúcar que cacao) y de potasio, puede hacer que sea limitado o contraindicado en casos de sobrepeso u obesidad, síndrome de malabsorción intestinal, litiasis biliar, hipertrigliceridemia, diabetes o enfermedad renal.