Gofio

Compartir

El gofio es un alimento popular de nuestras islas formado por una harina de cereales tostados no cernida, en general trigo o millo a la que se le añade una pizca de sal.

Presenta una apariencia parecida a la de la harina blanca, con un color más oscuro o amarillento, dependiendo de la composición utilizada para su elaboración, así como el grado utilizado para su tostado.

Para su elaboración sólo se utilizan técnicas naturales (comúnmente se elabora a la piedra). Además, no contiene conservantes ni colorantes.

Desde un punto de vista nutricional, el gofio aporta:

  • Vitaminas. Principalmente del grupo B, como la B1, B2 y B2, además de vitamina C, A y D.
  • Minerales. Hierro, calcio, magnesio, potasio, sodio y zinc.
  • Ácidos grasos omega 6 poli insaturados y aminoácidos.
  • Alto contenido en fibra, por lo que es ideal para regular el tránsito intestinal y mantener o mejorar la salud intestinal.
  • Bajo contenido en grasas.

Con esto se convierte en un alimento recomendado en la dieta variada y equilibrada.

¿Cómo podemos utilizar el gofio?

  • En potajes. Para darle espesor y sabor.
  • Para hacer escaldón. Puede ser de puchero, cazuela de pescado, de verduras…
  • Como postre, mezclado con miel, almendras y/o queso fresco.
  • En el desayuno, mezclado con la leche.

¡Si todavía no lo consumes, estás tardando en añadirlo a tu dieta!

Dejar respuesta