Helados ricos y sanos

Compartir

Ahora que ha llegado el verano y como consecuencia el calor, es el momento de refrescarnos de manera saludable. Por eso te dejamos estas recetas de helados ricos y sanos.

  1. Helado de yogur natural (o yogur helado)

Con un yogur natural, escurrimos el suero, lo batimos bien hasta que quede cremoso, añadimos esencia de vainilla y ralladura de limón. Con esto mezclamos fruta triturada al gusto y ya está listo para congelar.

  1. Sorbete de sandía (y otras frutas)

Es sencillo. Picamos la sandía en dados y la congelamos. Cuando queramos tomar sorbete, simplemente la pasamos por la batidora hasta que quede con la textura deseada. No es necesario añadir nada más ya que la sandía es dulce y tiene un alto contenido en agua.

  1. Helados cremosos con base de plátano congelado

Los plátanos maduran rápidamente, por lo que podemos aprovecharlos pelándolos y congelándolos ya picados, para luego hacer alguno de los siguientes helados:

  • Plátano congelado+mantequilla/crema vegetal (cacahuete, almendra, anacardos, nueces…).
  • Plátano congelado+cerezas congeladas+trocitos de chocolate netro.
  • Plátano congelado+cacao+avellanas picadas.
  • Plátano congelado+fresas congeladas+ralladura de naranja.
  • Plátano congelado+2 dátiles+tahina+vainilla.
  • Plátano congelado+café+leche de almendras.
  • Plátano congelado+manzana congelada+canela.
  • Plátano congelado+queso fresco batido+frutos rojos congelados.
  1. Helados cremosos con grasas saludables

La textura cremosa y melosa que tanto nos gusta de un buen helado es el punto más difícil de lograr en casa. Para conseguir intervienen varios factores, entre los que se encuentran los ingredientes grasos.

Tradicionalmente un helado lleva nata, leche entera y yema de huevo, pudiendo incluir también grasas vegetales, leche condensada, leche evaporada o mantequilla. Aunque los lácteos grasos, tomados en pequeñas cantidades de vez en cuando, no tienen por qué ser el demonio, podemos sustituirlos por otras grasas más cardiosaludables que ayudarán a obtener esa irresistible textura.

Las mantequillas o cremas de frutos secos y semillas -como la tahina- son una buena opción, muy energética pero muy nutritiva y saludable, en cantidades moderadas. También podemos jugar con el aguacate, camuflando su color verde con, por ejemplo, cacao en polvo, o dándolo todo directamente con un helado de aguacate.

  1. Polos saludables al gusto de todos

Se puede congelar fruta triturada tal cual, combinada con leche o bebidas vegetales, yogur o queso desnatado. Los zumos y otros líquidos como el agua de coco también quedan muy bien.

Cualquier elaboración líquida o semilíquida es susceptible de ser congelada en moldes de polo: leche con cacao, la crema de las natillas, zumos caseros o smoohies, yogurcon fruta, batidos, etc.