Las Cejas

Compartir

Las cejas. Esa línea de pelo que se encuentra sobre nuestros ojos, en la parte inferior de la frente. Nos ayudan a proteger nuestros ojos, a expresarnos y nos aporta valores estéticos.

Hace unos años, lo que se llevaba era unas cejas bien definidas, con formas acentuadas, delgadas. Hoy en día, la moda es dejar las cejas lo más naturales posible. Quitar la mínima cantidad de pelo sobrante. Se llevan las cejas gruesas, sin apenas forma, que den profundidad a nuestra mirada y que se hagan notar sobre nuestro rostro.

Para tener unas cejas perfectas debemos tener en cuenta una serie de cuestiones que, aunque a simple vista sean insignificantes, nos van a aportar un mejor aspecto.

Utilizar unas pinzas de calidad. Porque es conveniente que no partamos el pelo a la hora de intentar arrancarlo. Debemos sacarlo de raíz y así no nos quedará rastro del mismo.

No quitar más vello del necesario. Como bien comentamos anteriormente, la tendencia actual son cejas gruesas, cargadas y naturales.

Depilar poco el entrecejo. Con esto nos referimos a no dejar una distancia muy grande entre ceja y ceja, cuanto menos quitemos mejor.

Tener clara la forma de la ceja y cómo depilarla. La parte inferior de la ceja es la que nos va a definir la forma que queremos, mientras que la parte superior sirve para terminar de ajustarla.

Dejarlas crecer cuando han quedado diferentes. Si nos hemos pasado en el depilado de una de las cejas y nos ha quedado diferente a la otra, lo recomendable es dejarla crecer hasta que se rellene el hueco que hemos dejado y así vuelvan a su estado inicial.

Rellenar las clareas. La falta de pelo deja a la vista unas clareas que no nos aportan nada bueno. Es importante utilizar sombras o lápices indicados explícitamente para ello y así queden bien marcadas y definidas en cuanto a grosor.

Para cualquier consulta no dudes en preguntar en tu farmacia de confianza por nuestro servicio Esencia de Salud Dermocosmética.

 

Dejar respuesta