Para unas manos suaves

Compartir

Para evitar que nuestras manos se resequen y que se encuentren en perfecto estado es importante llevar a cabo estos consejos:

  • Aplica una crema hidratante cada día, tanto en invierno como en verano, el frío también daña nuestras manos.
  • Utiliza guantes cuando limpies o friegues para proteger las manos de los agentes externos. Los productos de limpieza tiene muchos agentes químicos que pueden dañarlas.
  • Cuando bajen las temperaturas utiliza guantes para evitar los daños que el frío hace en la piel de las manos.
  • Las necesidades de cada persona en sus manos son diferentes. Déjate asesorar por el personal farmacéutico para encontrar el producto adecuado para ti.