Plato único y equilibrado

Compartir

Alimentarse bien y de forma sana se puede llevar perfectamente a cabo durante estos días en los que nos tendremos que quedar en casa. Para ello, emplearemos una técnica sencilla y práctica como es la del plato único.

Es una solución:

  • Rápida. Aunque dispongamos ahora de más tiempo para elaborar las comidas, de esta forma podremos invertirlo en estar con nuestro hijos, familiares o pareja, para hablar, jugar, ayudar en las tareas del cole, etcétera, en definitiva, pasar ratos amenos.
  • Económica. Al realizar una lista de la compra previa.
  • Sencilla. Teniendo el menú planificado.
  • Nutritiva y saludable.
  • Apta para todas las edades.
  • Para comer solo o en familia.

Nuestro plato contendrá los grupos principales de alimentos como son las proteínas, hortalizas y verduras, carbohidratos, fruta (como postre), agua (bebida), de tal manera que se cubran equilibradamente las necesidades nutricionales. Por ejemplo, el plato puede estar compuesto por un 25% de proteínas (carne, pescado, huevo…), un 25% por hidratos de carbono (arroz, pan, pasta integral, papas…) y el 50% por verduras y hortalizas, tal y como se muestra en la infografía; o bien por un 50% de hortalizas y verduras y un 50% de legumbres.