Vuelta al cole, vuelta a la rutina

Compartir

Es normal que en la época estival perdamos las rutinas, tanto en los adultos como en los más pequeños. En ocasiones, se descontrolan las horas de sueño y la alimentación, entre otras cosas.

La vuelta al cole es una buena excusa para recuperar la estabilidad. ¿Cómo podemos hacerlo?

Sueño. Lo ideal para los niños que se encuentran en edad escolar, es dormir unas 10 u 11 horas diarias, con lo que conseguimos que la atención y la concentración aumente considerablemente. Tendrán más energía y estarán receptivos para todas las actividades del día.

Mantener una hora fija para ir a la cama ayudará a su organismo a conciliar el sueño.

Alimentación.  Recuperamos las cinco comidas recomendadas para llevar una alimentación saludable, por lo que no pueden faltar: desayuno, media mañana, almuerzo, merienda y cena.

Es preciso insistir en el consumo de cinco piezas de fruta y verduras al día, ya que aportan múltiples beneficios y ayudan al crecimiento.

Las meriendas de media mañana y tarde en el cole son el momento perfecto para incorporar fruta en su dieta.

Deporte. Los niños, activos por naturaleza, necesitan correr, saltar, jugar… Por eso, deportes como la natación, el fútbol, baloncesto, atletismo o cualquiera que despierte el interés del niño, son perfectos para estar en movimiento. Pasan muchas horas sentados en el cole, por lo que su salud nos agradecerá un rato de actividad diaria que les aporta un desarrollo completo.

Salud bucodental. Otro hábito que debemos mantener es la higiene bucal. Lavar los dientes adecuadamente después de cada comida es fundamental para unos dientes sanos.

 

Sin prisa pero sin pausa… Recordemos que hablamos de niños, que tienen sus ritmos y sus tiempos, que no siempre coinciden con los que marcamos los mayores. Es importante respetarlos y dejarlos ser y hacer, porque de ello también depende, y mucho, su bienestar físico y emocional.

Dejar respuesta